EL PROYECTO Perfil del beneficiario

En Da un Chance, buscamos identificar niños que definimos como talentosos, ya que destacan en algún área en la que se desempeñan, ya sea intelectual (algún área evaluada por el sistema educativo: comunicación, razonamiento lógico, pensamiento científico, etc), artística, deportiva, etc.  Además, deben presentar un rendimiento escolar adecuado y parejo en todas las áreas restantes.

Creemos que es importante que sean niños que posean curiosidad por aprender, que se vean motivados por el conocimiento y ambiente escolar, y que muestren responsabilidad y autonomía tanto en el salón de clases como en las tareas que deban realizar fuera de ese espacio. De igual manera, deben ser niños con la capacidad de concentrarse en las tareas que puedan realizar tanto a nivel individual como grupal, logrando seguir las indicaciones dadas en los espacios donde se desenvuelven.

Consideramos que todo proceso de aprendizaje se sostiene sobre la base de una salud emocional adecuada. Es por eso, que creemos que los niños beneficiados por Da un Chance, deben mostrar un desarrollo emocional acorde a su edad cronológica. Esto les permitirá poder enfrentarse a los retos del aprendizaje de la mejor manera, y poder desplegar su potencial al máximo cuando se encuentren en un entorno que los estimule y enriquezca. Así, nos resulta un factor importante que los chicos tengan la capacidad de resolver problemas cotidianos, manejar la ansiedad que pueda surgir y adaptarse a situaciones nuevas. De igual modo, deben mostrar curiosidad e interés tanto por el entorno, como por las personas (niños o adultos) que los rodean; además de poder establecer relaciones significativas y fluidas con sus pares, respetando los límites que impone la realidad y el ambiente en el que se desarrollan.

Finalmente, consideramos que todo lo anterior solo va a poder darse si el niño se encuentra en un entorno familiar adecuado, lo que implica que sea un entorno que apoya y enriquece su proceso de aprendizaje (colabora con las tareas, participa de la reuniones, motiva al niño), que puede generar rutinas y límites en casa que le permitan al niño tener referentes adultos claros y consistentes, que facilita la comunicación y fomenta los vínculos afectivos, que sirve de soporte frente a los retos y angustias del niño, y que lo cuida en las rutinas diarias (alimentación, aseo, permisos).